Químicos tóxicos en productos de belleza parte 2

Hola de nuevo, espero que la semana vaya increible, como les comente la semana pasada, este post será la continuación de nuestro tema anterior sobre los químicos tóxicos en nuestros cosméticos.

Al igual que ocurre con la industria alimentaria, la mayoría de los fabricantes recurren siempre a los productos más baratos que les permitan pagar menos y ganar más, sin importarles sus efectos sobre la salud. ¿Alguna vez te has preguntado por qué te ha picado la piel después de bañarte o por qué la tienes tan reseca? pues muchas veces los culpables son estos agentes tóxicos.

no-parabenos-660x400.jpg

PARABENOS

Se trata de aditivos químicos sobre los que se han hecho algunos estudios que enseguida han sido desmentidos y saboteados, pero que reflejaban la peligrosidad de un uso diario sobre la piel de productos que contienen parabenos (champús, cremas…). Los parabenos son los conservantes cosméticos y farmacéuticos más usados por su bajísimo precio y por su actividad bactericida y fungicida. Es decir, es un insecticida que evita que a los cosméticos les salgan microbios. Están presentes en champús, cremas de belleza, productos de afeitado o depilación, lubricantes sexuales, productos farmacéuticos de uso tópico, e incluso en dentífricos y algunos alimentos. Se ha comprobado que en muchos individuos producen irritación y enrojecimiento de la piel, o peor aún, dermatitis. Un estudio científico de varios especialistas en 2004 sorprendió a la comunidad internacional por el hallazgo de parabenos en muestras de tumores de cáncer de mama (Darbre PD, Aljarrah A, Miller WR, Coldham NG, Sauer MJ, Pope GS. Concentrations of parabens in human breast tumours “Concentraciones de parabenes en tumores de pecho en humanos“. J Appl Toxicol. 2004 Jan-Feb;24(1):5-13). . Por otra parte se ha afirmado que pueden actuar como perturbadores endocrinos. Estos perturbadores obstaculizan la acción de las hormonas humanas y puede desregular el sistema hormonal hasta el punto de poder provocar cáncer de mama en las mujeres o la disminución de la fertilidad en los hombres. El papel de los parabenos en este proceso no está del todo claro, pero un estudio afirma que una gran concentración de parabenos puede tener efectos en el útero o en los genitales masculinos. Otra de las consecuencias es que los parabenos reaccionan a las radiaciones de UVB aumentando la producción de radicales libres. Esto provoca un envejecimiento prematuro de la piel y un deterioro del ADN. Además, cuando estos tejidos se dañan, pueden llegar a convertirse en células cancerígenas.

14861370412053.jpg

Dado que cada vez hay más gente consciente de los peligros de la química sobre su cuerpo, algunas marcas de cosmética e higiene han sustituido los parabenes por otros conservantes menos agresivos. ¿Cómo identificar los parabenos? Mira bien la composición de tus productos para el baño, belleza e higiene (incluidos desodorantes y perfumes), probablemente estará escrita en inglés y latín para que no la entiendas. Busca los siguientes nombres: BENZYLPARABEN, BUTYLPARABEN, ETHYLPARABEN, (o disfrazado como E214), ISOBUTYLPARABEN, ISOPROPYLPARABEN, METHYLPARABEN, (o disfrazado como E218), PROPYLPARABEN, (o camuflado como E216). Si un producto tuyo tiene alguno de estos componentes es importante que sepas que estás poniendo sobre tu piel una sustancia química conservante que produce efectos negativos con su uso diario.

ACEITES MINERALES

aceite_mineral_uso_interno.jpg

En muchísimos cosméticos el ingrediente principal es aceite mineral, a la industria cosmética el aceite mineral le sale baratísimo -incluso es la base de muchas cremas y aceites para bebes usados desde décadas y también de la vaselina.

Inmediatamente después de aplicarles en la piel, esta parece fresca y perfecta, pero el aceite mineral tapa a los poros, impide que la piel respire, la reseca y acelera el desarrollo de arrugas, tienen una consistencia sedosa y muy fina, crean un tacto muy suave en la piel, pero a la vez la cubren con un film que bloquea a sus funciones naturales, la eliminación de toxinas y la “respiración”, Algunas de las parafinas se concentran con el tiempo en hígado, riñones y ganglios linfáticos.

cosmeticos-peligrosos (1).jpg

Hay que estar consciente de que barras y bálsamos de labios también pueden estar producidos a base de aceites minerales, un producto del cual además uno va tragando sin querer cantidades pequeñas, pero diarias que se acumulan con los años en nuestro organismo. Nombres con los que podemos encontrarlos en las etiquetas: Paraffinum liquidum, Paraffin, Microcristalline Wax, Petrolatum, Mineral Oil, Ozokerite, Ceresin, PVP / VA Copolymer, Hydrogenated Polyisobutene, C13-14 Isoparaffin, Quaternium-7, -15 , 22,-31, -60, 80 etc, Vaseline, etc.

SULFATOS

Belo-Bebe-Tomando-Banho-Com-Espuma-870x400_c.jpg

Los sulfatos son un grupo de detergentes sintéticos agresivos que pueden encontrarse en cosméticos y casi cualquier producto limpiador que haga espuma: champús, limpiadores faciales, jabones, detergentes para la ropa, lavavajillas e incluso en la pasta de dientes. Se trata de un ingrediente perfecto para limpiar, porque disuelve la suciedad y los aceites, sean en nuestra piel o en los platos. Además, hacen gran cantidad de espuma de burbuja grande lo que se asocia a la limpieza en profundidad. No se trata de un compuesto tóxico en sí mismo, pero su alto poder detergente y la elevada concentración empleada en nuestros productos de higiene (entre el 15-25% del producto) hacen que su uso continuo genere problemas a nuestra piel. Los sulfatos son la manera más económica de conseguir una gran cantidad de espuma, que a su vez es totalmente innecesaria para la limpieza del cuerpo. Cuando utilizas un jabón, gel de ducha o cualquier producto que lleve sulfatos estas eliminando todo lo que se encuentra en la piel, no sólo la suciedad sino también toda la grasa, incluidos los aceites naturales que nuestra piel crea para mantenerse saludable y protegerse de los agentes externos. El organismo, que siempre tiene mecanismos de autorregulación, hace que nuestra piel intente compensar la pérdida de sus aceites naturales haciendo que nuestra piel se vuelva excesivamente grasa. Por lo que la ausencia de aceites naturales causará una mayor sequedad y sensación de tirantez en tu piel. Además a largo plazo, pueden generar alergias o problemas cutáneos derivados de la excesiva actividad celular de la piel. Los sulfatos por sí solos están clasificados como irritantes de la piel y membranas, por lo tanto, potenciales carcinógenos cuando hay una exposición repetida o prolongada. También pueden producir subproductos más peligrosos con los otros ingredientes con los cuales se mezclan a menudo. Las interacciones con otros ingredientes de limpieza comunes pueden causar la creación de toxinas llamadas nitrosaminas. Estos elementos forman parte de la familia de los nitratos, estos compuestos ya que son carcinógenos bien conocidos cuando se consumen o se aplican a la piel. Presta mucha atención a los ingredientes que llevan el gel de ducha, el champú o el acondicionador y otros jabones que utilices, lee las etiquetas de los productos, para así evitar todos los ingredientes que contengan la palabra sulfate, cómo sodium lauryl sulfate o sodium laureth sulfate. Aquí concluyo este blog post, la lista de ingredientes tóxicos es larga y aún me falta mucho por contar, espero que ahora tengas más noción de cómo leer las etiquetas de tus productos cosméticos e identificar las sustancias que puedan estar haciéndote sentir esa tirantez al lavarte la cara o comezón en la piel después de bañarte. La siguiente semana me gustaría platicarte los productos por los cuales podrías sustituir el champú tradicional del super o la crema de cuerpo que estas utilizando que probablemente te está resecando más de lo que piensas. Nos leemos en el siguiente post, besos y abrazos amorosos.